Periodo extraordinario
02 de febrero de 2024
AVANZA EL DEBATE DE LA LEY “BASES Y PUNTOS DE PARTIDA PARA LA LIBERTAD DE LOS ARGENTINOS”
En el marco de una sesión especial, la Cámara de Diputados realizó la segunda jornada de trabajo en el recinto. Después de la medianoche, la sesión entró en un cuarto intermedio, luego de que se aprobara una moción solicitada por el titular del bloque de La Libertad Avanza, Oscar Zago.

 

Durante la jornada de discusión del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, el diputado del Pro, Martín Maquieyra, valoró que el gobierno haya retirado artículos de la Ley, “separando lo importante de lo urgente”. Y, en referencia a las facultades delegadas, el legislador señaló: “La pobreza, la falta de oportunidades, la crisis sanitaria y educativa, entre otras cuestiones, ameritan darle al gobierno esta herramienta para salir de la crisis”.

 

El diputado Pablo Cervi (UCR) se manifestó a favor de brindarle al gobierno las herramientas necesarias para que pueda lograr la transformación que necesita. Pero, al respecto, aclaró que “no significa dar un cheque en blanco”. “Podemos esperar que la fuerza del cielo nos ayude. Podemos esperar tener la ley. Pero hay que gestionar y generar las condiciones para que las cosas pasen y que los argentinos podamos estar mejor”, reflexionó. 

 

Por su parte, Eduardo Valdés (Unión por la Patria) criticó a la denominada ´Ley ómnibus´ porque “intentan darle poder a una sola persona”. Al anticipar su voto negativo al proyecto, el diputado especificó que “esta delegación de facultades intenta cambiar la matriz de la Argentina: la social, institucional y cultural de nuestro país”. Y, sentenció: “Ese cambio de matriz consolida, a mi entender, una Argentina desigual, de trabajadores sin derechos”.

 

Desde La Libertad Avanza, Julio Moreno Ovalle, destacó “la voluntad política que ha tenido el presidente en dejar algunos artículos de lado, otros para que los discutamos y otros que han sido modificados, demuestra el carácter democrático de este gobierno”. “Tenemos la obligación histórica de cambiar el rumbo del país”, resaltó al tiempo que instó a sus colegas a tratar la ley porque “los problemas sociales, económicos y fiscales se están agudizando”.

 

Facundo Correa Llano, del mismo bloque, afirmó que “es necesario un Estado más austero y que administre de forma eficiente los recursos, que son el fruto del esfuerzo y trabajo de los ciudadanos”. “El proyecto es el medio y el camino necesario para que la Argentina logre más inversión, más empleo, más oportunidades, más desarrollo y un futuro prometedor para nuestros jóvenes”, resaltó.

 

Al expresar que desde el PRO van a apoyar la ley en general y en particular, Sabrina Ajmechet celebró que el proyecto “viene a desarmar los múltiples intereses que el populismo fue sedimentando”. “Hoy vamos a sancionar que la educación es un servicio esencial, que las escuelas no se cierran; nosotros defendemos el derecho constitucional de los chicos argentinos a estudiar y progresar”, subrayó.    

El diputado Alejandro Vilca (FIT) expresó su "rechazo a esta ley porque es un ataque al pueblo trabajador y por cuatro motivos: las medidas inflacionarias y devaluatorias, el DNU, la Ley ómnibus y los protocolos represivos de Bullrich. Van a intentar aplicar el ajuste mediante la represión y los palos", advirtió.

Desde el palco del Recinto asistieron al debate la secretaria general de la Presidencia de la Nación, Karina Milei; el vocero Presidencial, Manuel Adorni; y el ministro del Interior, Guillermo Francos.