MINERIA

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P03 Oficina 334

Jefe SR. LAGO JOSE LUIS

Miércoles 9.30hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2361 Internos 2361/2365

cmineria@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE LEY

Expediente: 1384-D-2009

Sumario: REGISTRO NACIONAL DE GLACIARES Y RECURSOS HIDRICOS DE ALTA MONTAÑA. CREACION

Fecha: 03/04/2009

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 22

Proyecto
Artículo 1°. Objeto. La presente ley establece la creación de un Registro Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña que tiene por objeto visualizar e inventariar glaciares y recursos hídricos de alta montaña que se hallen ubicados en todo el territorio de la República Argentina
Artículo 2°. Definición. A los efectos de la presente ley, se entiende por:
Glaciar: toda masa de hielo perenne, formada por acumulación de nieve, cualquiera que sean sus dimensiones y formas.
Recurso hídrico de alta montaña: todo afluente que proveniente de derretimiento natural de glaciares, de la nieve, de lluvias o de cualquier otro origen sea de la superficie o subterránea, constituyan un curso de agua, de cualquier dimensión, permanente o temporario.
Artículo 3°. Registro. Créase el Registro Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña, donde se individualizarán glaciares y recursos hídricos de alta montaña en que el derretimiento natural de sus aguas se extienda por el territorio nacional, y que representen reservas hídricas.
Artículo 4º. Contenido. El Registro Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña, deberá contener:
- Ubicación del glaciar.
- Superficie del glaciar.
- Tipo de glaciar.
- Formación del glaciar.
- Zonas principales del glaciar.
- Movimientos del glaciar.
- Cambios que genera en el clima, la cantidad de agua en ríos y lagos, la circulación y estructura de los océanos, la actividad volcánica, la deformación de la corteza terrestre, la distribución de especies vegetales y animales
Artículo 5°. Autoridad Aplicación. Crease la Dirección Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña, que dependerá del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.
Artículo 6º. Funciones. La Dirección Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña tiene por funciones:
- Crear, coordinar y mantener actualizado el Registro Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña;
- Estudiar y monitorear glaciares y reservas hídricas de alta montaña;
- Elaborar un informe periódico sobre el estado de los glaciares y reservas hídricas de alta montaña existentes en el territorio argentino, así como los proyectos o actividades que se realicen sobre glaciares o zonas de influencia, el que será remitido al Congreso de la Nación;
- Diseñar un plan de preservación y conservación de glaciares y recursos hídricos de alta montaña; y
- Establecer tipologías de los glaciares y condiciones de usos permitidos.
Artículo 7°: En el caso de glaciares ubicados en zonas limítrofes, la Autoridad de Aplicación deberá dar intervención previa, a la realización del registro, al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto a fin de precisar si los glaciares a registrar se hallan localizados en una zona cuyo límite internacional se encuentra pendiente de demarcación. Cumplida la tarea de demarcación y previo al registro de la información correspondiente, se dará nuevamente intervención a la Dirección Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña.
Artículo 8°: Financiamiento. Las funciones de la Dirección Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña serán financiadas con:
a) partidas previstas anualmente en el Presupuesto de la Administración Nacional;
b) financiamiento internacional;
c) legados y donaciones;
d) otras fuentes de financiamiento que obtenga la Autoridad de Aplicación para el cumplimiento del objetivo de la presente ley.
Artículo 9°: Las provincias, en uso de sus facultades, tomaran las medidas para que las actividades actualmente en desarrollo se adecuen a la presente norma.
Artículo 10°: Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El artículo 41 de la Constitución Nacional garantiza a todos los habitantes el derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales.
La defensa de los recursos naturales y el medio ambiente, en particular glaciares y recursos hídricos en nuestro territorio nacional requiere ante todo de estudios concretos por parte de especialistas en la materia, para diseñar un plan de conservación que apunte a preservarlos como reservas estratégicas de agua.
Ante todo debemos dejar en claro que el agua es un recurso natural de alta relevancia para la sociedad, en las formas o modalidades en que ella se presenta, por lo que su dotación representa un carácter estratégico, particularmente cuando esta se presenta en su estado sólido (nieve y hielo), por su rol acumulador y de reserva.
El agua en su estado sólido (hielo, nieve y glaciares), depende en gran medida de las temperaturas, la latitud y de la altitud, y es parte básica de la regulación del ciclo del agua, ya que representa cerca del 90% del agua dulce con que dispone el planeta, y por tanto, es la principal dotación futura de aguas para la subsistencia de la vida.
Los glaciares son recursos naturales renovables, y sustento de la naturaleza, estos ofrecen valiosos servicios ambientales (regulación climática y abastecimiento de agua), contribuyendo al sustento de los ecosistemas naturales y a actividades como el turismo, la investigación científica y los deportes, etc., todo lo cual implica la necesidad de su preservación y conservación, dadas sus particulares características de regeneración y su fragilidad frente a los nuevos escenarios de cambio climático experimentados por el planeta.
Nuestro país cuenta con escasa información acerca de la cantidad de glaciares y recursos hídricos de alta montaña, por lo que relevar e inventariar es el primer paso para diseñar una política nacional sobre glaciares, que reconozca la importancia estratégica de este recurso renovable, estableciendo las principales acciones que deben llevar a acabo para asegurar una adecuada conservación.
Asimismo, es vital relevar aquellos glaciares ubicados en adyacencias al límite internacional con la República hermana de Chile, sabiendo que existen áreas que se encuentran pendientes de demarcación, y dar intervención al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto para que constate estas situaciones y brinde asistencia a la Dirección Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña.
Un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), señaló, en marzo de 2005, que un tercio de los glaciares del mundo podrían desaparecer hacia el año 2050 y la mitad para alrededor de 2100 por efectos del cambio climático y el incremento de la agricultura de montaña
Informes de la NASA, de julio de 2005 revelan que los glaciares se están derritiendo más rápido de lo previsto. Su adelgazamiento se ha duplicado en las últimas décadas, contribuyendo significativamente el aumento global del nivel del mar. Los campos de hielo patagónicos Norte y Sur que abarcan una superficie de 17.000 km2, aportan el 9% de la parte del aumento global del nivel del mar generado por todos los glaciares del planeta.
Este fuerte proceso de deglaciación se explica por los cambios climáticos observados en diferentes estaciones meteorológicas ubicadas en ambas vertientes de los andes patagónicos, y a pesar de que se perciben retrocesos y adelgazamientos en la mayoría de los glaciares de esta región, no todos responden de la misma forma. El Centro de Estudios Científicos de Valdivia, Chile, relevó un glaciar que avanzó, se trata del Pio XI o Bruggen, el mas grande del campo de hielo patagónico sur, con 1250 km2 y 65 kilómetros de largo, que entre 1945 y 1994 ganó cerca de 9 kilómetros, destruyendo a su paso árboles de hasta 400 años de edad.
Ante estas situaciones de glaciares que retroceden, otros que mantienen equilibrio en sus frentes y aquellos que avanzan, debemos intensificar estudios y conocimientos, no sólo a través de registros, inventarios, etc., sino también por medio de nuevas tecnologías como satélites espaciales y otros.
Los glaciares a lo largo de nuestra Cordillera son variados en su génesis, forma, aspecto y evolución, lo que requiere contar con profesionales especializados que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, convocará para que integren la Dirección Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña, a saber, CONICET, IANIGLA, Subsecretaría de Recursos Hídricos, Comisión Nacional de Actividades Espaciales, SEGEMAR, Prefectura y Gendarmería Nacional, entre otros organismos.
El Registro Nacional de Glaciares y Recursos Hídricos de Alta Montaña aporta una herramienta inicial en el diseño de una política de estado sobre glaciares y recursos hídricos de alta montaña, que permitirá la elaboración de escenarios climáticos locales, análisis de impactos, vulnerabilidad y de evaluación de riesgos futuros del cambio climático, etc., para luego establecer un Plan de protección que determine las actividades que se puedan desarrollar en glaciares o con sus aguas
Se debe esclarecer el número y superficie de glaciares, que en la actualidad se encuentran dentro de áreas protegidas, o aquellos que se encuentran dentro de áreas pendientes de demarcación, de manera de identificar claramente los que no están dentro de estas áreas.
No podemos prohibir actividades ni establecer sistemas de multas sin antes valorar y conocer los glaciares, identificando si existen o no actividades o intervenciones sobre ellos. Al proponer una legislación especial sobre esta materia debemos contar con un Registro o Inventario de Glaciares, luego, al valorar y analizar estos datos en base al resguardo y preservación de los glaciares, se pueden establecer prohibiciones a la intervención y la ejecución de cualquier tipo de actividad o intervención sobre los mismos.
Cuantificar nuestras reservas de agua dulce, es el paso inicial que nuestro país debe dar, para proteger el derecho de vivir en un medio ambiente libre y sano como consta en la Constitución de la Nación Argentina.
Por los argumentos antes expuestos solicito a mis pares el acompañamiento al presente proyecto de ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
CORDOBA, JOSE MANUEL SANTA CRUZ FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
RODRIGUEZ, EVARISTO ARTURO SANTA CRUZ FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
KORENFELD, BEATRIZ LILIANA SANTA CRUZ FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RECURSOS NATURALES Y CONSERVACION DEL AMBIENTE HUMANO (Primera Competencia)
MINERIA
PRESUPUESTO Y HACIENDA
Dictamen
31/05/2010
Cámara Dictamen Texto Fecha
Diputados Orden del Dia 0385/2010 LA COMISION HA TENIDO A LA VISTA ESTE EXPEDIENTE 31/05/2010